Sólo cuando me río: para el resto está Mastercard?

Esta caricatura no tiene precio… lo que explica, es totalmente invaluable. Es algo que todos debemos aprender en esta época en que el saber ha cobrado un nuevo valor:

Y ojo, no se trata de que los judíos Rothchild “dominen el mundo”. Ellos, como toda buena familia corporativa, llevaron a la perfección algo inventado durante el Renacimiento… muchos otros los siguieron y han construido un monstruo terrible, alimentado con nuestros delirios de grandeza que hacemos realidad por medio del consumo de cosas que no necesitamos para impresionar a gente que no nos importa.

Todo está conectado.

Anuncios

Sólo cuando me río: depende de la que mira…

- Pobrecita, todo cubierto menos los ojos.. qué cultura tan machista!! - Pobrecita, todo descubierto menos los ojos... qué cultura tan machista!!

– Todo cubierto menos los ojos!!! Qué cultura tan cruel y tan machista!!!

– Todo descubierto, menos los ojos!!! Qué cultura tan cruel y tan machista!!!

Instrumentos (contra)ideológicos

Suficiente ilustración?

Mozart, el rockero/rapero/metalero

No se lo imaginan? Tranquilos, escuchenlo en la magistral interpretación de Jack White y los Insane Clown Posse:

Cómo les pareció, ah???? Yo, sinceramente, creo que Mozart se hubiera reído con esas carcajadas tremendas que solía dar -según lo que contaron quienes lo conocieron-, pues con su gusto por los chistes verdes y las bromas de otros colores menos ecológicos, se habría sentido halagado…

Ahora, que si prefieren la versión clásica, pues no hay problema, ahí les va:

Uy!! Se me olvidaba!! El título de esta magistral obra vocal es Lame mi Trasero. 🙂

Sólo cuando me río: firrrrrrrmessss!!!!!

De nuevo el genial Quino, nos muestra el otro lado. Esta vez, el otro lado de la disciplina castrense… porque no son cobardes, al contrario, lo dicen bien clarito y en coro:

.. y a que más de un soldado sueña con decirle eso a su coronel… 😉

Sólo cuando me río: porque no es lo mismo, ni es igual..

… y por ende, no son sinónimos. Aleida lo tiene muy claro:

Aleida, el alter ego femenino de Vlado.

Sólo cuando me río: por algo se empieza

Eso nos lo recuerda Vladdo, en boca de su sabio alter ego femenino:

En la página oficial de Vladdo, Aleida deja sus perlas de sabiduría.

Anteriores Entradas antiguas