Good Bye, Mr. Hitchens.

¿Quién era Christopher Hitchens? Una de las mentes liberales más lúcidas de las últimas décadas. Uno de los críticos más feroces a esa ignorancia optativa por la cual muchas personas se han estado decidiendo en las últimas décadas -y esto lo voy a explicar más adelante, tranquilos. Uno de los escritores, polemistas e intelectuales públicos más reverenciados y temidos, pues su fuerza expresiva y el gran uso que hacía del lenguaje, lo convertían en un rival admirable y difícil. Un hombre apasionado por el saber y por lo tanto, defensor de la curiosidad y de la rebeldía que implica la independencia de pensamiento.

Este hombre, al que acabo de describir tan suscintamente, murió hace pocas semanas. Con una gran entereza padeció el cáncer que lo llevó a la tumba y murió calladamente, rodeado de la presencia de quienes lo amaban. A mí no me sorprende que un ser hipercrítico como Hitchens hubiera tenido gente que lo amaba… su precisión intelectual y su ferocidad estaban equilibrados por su gran calidez humana y por su sensibilidad hacia todo lo bello que la humanidad tenía para ofrecer.

En sus libros  y en sus conferencias   defendió la libertad del conocimiento contra los dogmatismos de nuevo cuño. Por lo tanto, fue un crítico acérrimo

Christopher Hitchens: escritor, polemista, crítico.

de las religiones, sobre todo de las institucionalizadas y constituidas como fuerzas políticas. Sus diatribas contra el judaísmo, el cristianismo y el Islam son bien conocidas, pues las consideraba fuerzas perversas que envenenaban las causas políticas y los principios morales más altos. Hay que recordar su famosa frase, pronunciada ante un líder religioso que le dijo alguna vez que rezaría por él: “yo pensaré por usted”…. ante la respuesta fácil de la religión organizada, Hitchen prefería la aventura de pensar, de conocer y de equivocarse:

Decir que Hitchen era un gran ateo es simplificarlo… era un defensor de la aventura humana, sí AVENTURA. Al rechazar la respuesta fácil de una fe incuestionada, optaba y defendía por la posibilidad de saber, entender, conectarse con otros seres humanos a través del saber, del amor, de la rabia, de la indignación y claro, del sentido del humor:

Christopher Hitchens, poniéndose lindo..

Yo ya extraño sus maravillosas “cantaletas”, su deslumbrante pirotecnia verbal y su pasión… pocas veces un gran intelectual deja gran huella.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: