L.S. Lowry: la fuerza de lo simple

Este artista ha sido uno de mis grandes descubrimientos en Manchester. Lawrence Stephen Lowry es uno de esos pintores que engañan, pues con la simplicidad de sus líneas y colores, hacen creer que no ven mucho… pero es al contrario, pues Lowry veía no sólo la simplicidad sino la dureza -y las pequeñas alegrías- de la vida de la gente del Norte de Inglaterra mientras afrontaban dos guerras mundiales y una restauración de la que apenas se estaban recuperando en los noventas… hasta que llegó la crisis financiera y…

Pero me estoy distrayendo. El Museo dedicado a L.S. Lowry (1887-1976) está alojado en el impresionante teatro que lleva su nombre. Este espacio es uno de los faros culturales de la ciudad, pues además de contar con un impresionante diseño arquitectónico moderno, comparte el vecindario con el Imperial War Museum y los hermosos Muelles Salford. Este sector de la ciudad, que había sufrido un gran abandono, ha estado pasando por una fuerte recuperación, pues muchas empresas -entre ellas la BBC- se están ubicando allí y se están construyendo nuevas residencias.

Entrada al Lowry, teatro y museo en Salford Quays, Manchester, Reino Unido.

El ambiente del lugar es muy cultural, pero también muy familiar y estratégicamente complementado con un centro comercial. Así que es perfecto para un día soleado. 

Siguiendo con el artista: el museo que guarda muchas de sus pinturas no es muy grande, pero la muestra es sorprendente por la variedad que ofrece y por su capacidad de mostrar no sólo el desarrollo de la estética de Lowry, sino los variados temas que eligió representar.  Porque Lowry vio y sintió  en la vida urbana y semirural del norte de Inglaterra, una gran cantidad de cosas; en sus propias palabras: ” La mayoría de mis vistas urbanas son compuestas. Inventadas. En parte real y en parte imaginarias […] pedacitos y trozos de mi localidad natal. Ni siquiera sé que los estoy poniendo. Salen ellos mismos, como las cosas en los sueños..”

Dwelling, Ordsall Lane, Salford, 1927

The Sea, 1963

 Espero que hayan podido ver a lo que me refiero… esta es sólo una muestra de la impronta del impresionismo en Lowry. Además, uno puede encontrar en él rastros de la colorida publicidad del siglo XX, con sus fuertes asociaciones entre color y mensaje. Aquí el pintor nos vuelve a jugar una broma, pues lo que parece un pasatiempo infantil, es en realidad un comentario a la sociedad industrial masificada de su tiempo:

Fábricas en Lancashire

La supuesta simplicidad de la mirada de Lowry termina de romperse cuando uno se enfrenta a su representación de la figura humana…

Las carreras de caballos en Holcombe, 1954

 

La Pelea, 1937

 

Retrato de Ann, 1957

 

Hombre con los ojos enrojecidos

 Según Lowry, este cuadro comenzó como un autoretrato… luego pensó que él no quería un autoretrato y que nadie quería un autoretrato de él, pues no era interesante. Así que decidió pintar algo más interesante..

Y este fue mi primer encuentro con Lowry. Todavía no saco conclusiones, así que por el momento, guardo silencio y con ustedes, me dedico a observar…

Vista de calle con viaducto

 

Granjas y fábricas

 
La Feria

 
Anuncios

3 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. Amàlia
    Dic 26, 2011 @ 17:52:08

    Muy interesante gràcias por haberlo hecho. Amàlia

    Responder

  2. Miri
    Nov 30, 2012 @ 23:16:32

    Me encantó.

    Responder

  3. vivi
    Abr 02, 2014 @ 22:15:39

    ERA AUTISTA?

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: