Tejido social rítmico y sonoro en Medellín

Es muy fácil ver con compasión y con desconfianza a estos jóvenes tan valientes, pero también es lo más injusto. Ellos han sobrevivido una guerra urbana terrible, han visto caer a muchos de los suyos y sin embargo, siguen en pie. Y caminan fuerte, decididos, llevando el compás y la rima.

Y no se trata sólo de la ignorancia de la comuna internacional. Los otros medellinenses, los que muchas veces vemos los toros desde la barrera, no hemos conocido ni admitido este formidable movimiento social nacido en las calles de nuestra ciudad y surgido de la cotidianidad -terrible- de gran parte de nuestra sociedad. Es tan fresco, tan rebelde y tan honesto, que choca con sus letras y con el poder que le ha dado a estos jóvenes, porque son los jóvenes los que han asumido esta misión, esta tremenda posición de decir NO NOS VAN A MATAR, NO NOS VAMOS A DEJAR MATAR.

Y cantando, rimando, mezclando, bailando, van diciendo que están vivos, que respiran y que son mucho más que el estereotipo que les colgamos con actitud arrogante. Estos muchachos son héroes, están salvando a muchos de los suyos en un acto de poesía y de ritmo, de música, que en realidad no tiene fronteras.

Claro, se han ganado enemigos por elegir vivir en vez de morir. Y la negligencia y la discriminación social tampoco les ayuda.  Ya hay varias víctimas… pero ellos continuan y aunque no podamos ayudarlos directamente, al menos, podemos escucharlos y sentir con ellos algo que no hemos querido pensar: cómo nosotros, como ciudad y como sociedad, perdimos el norte y lo que nos unía.

En Medellín hay ritmos y sonidos que te dicen que hay mucho más para ver, oír y sentir...

Anuncios

La foto: Afghan faces [rostros afganos]

El lente de la cámara fotográfica puede servirnos para vernos mejor, para ver a los otros mejor y recordarnos que no todo es tan simple, pues la humanidad siempre manifiesta similitudes sorprendentes.

Eso es lo que se puede aprender del fotógrafo John Casson y su libro Afghan Faces:

, fotografía de John Casson”]