Hace tiempos: memoria tangible e intangible.

Es un ejemplo cortico.  Son sólo unas notas musicales, muy raras para el lugar en el que suenan:

Estos minutos de música Kogui -que también es música colombiana, pues los kogui viven o malviven aquí, en nuestra patria-, que se pueden apreciar en este video, suenan en el Museo de Cluny, parte del Museo Nacional Medieval de Francia, en París.  El hombre que se le mide a esta gaita no es un colombiano, es un francés experto en música medieval popular: Pierre Hamon.

Algunos pueden decir que se trata de otro robo cultural, que este video es una muestra más del saqueo al que se nos somete… pero señalar esas cuestiones es irse por lo más sencillo.  La verdadera pregunta es ¿por qué carajos un músico europeo está tocando música india colombiana?

Pierre Hamon se especializa en flautas y todo lo que se le parezca. Si sopla dentro del instrumento y suena, lo más probable es que aprenda a tocarlo. Y también aprenderá a fabricarlo y aprenderá por qué su sonido es importante, por qué la gente se molesta en mantener vivo este instrumento musical.

Pierre Hamon, el flautista ubicuo.

Todos hemos visto y oído instrumentos musicales. Todos estamos hartos de saber que muchos de ellos hacen parte de “nuestra memoria cultural”. Pero en realidad, no sabemos por qué un instrumento musical puede ser importante para nuestra memoria. A muchos les parece un delirio típico de esos hippies buenos para nada, que pierden su tiempo estudiando cosas tan tontas como flautas y culturas. Escuchando a Pierre Hamon, uno recuerda y llega a entender por qué una flauta puede ser importante para nosotros como cultura. Los sonidos no son producto del éter, la imaginación no es algo superfluo y la flauta no es una baratija más; lo que quiero decir, es que en los sonidos va parte de lo que hemos sido y de lo que somos, que en la imaginación que se hace éter en esos sonidos va lo que hemos sido, lo que somos y lo que nos gustaría ser y que la flauta es el medio privilegiado para que nosostros nos pongamos en contacto con ese pedacito de nuestro mundo que tal vez no se vea, ni se toque, pero que existe.

He aquí otro ejemplo, pero esta vez en una bansuri sefardí -o sea, una flauta sefardí:

Hamon hace audible aquello que puede constituir una memoria colectiva. También nos hace escuchar lo que permanece en la memoria particular.  Ambos tipos de historia/identidad circulan en estas flautas, en sus sonidos encantadores y fuertemente evocadores.  Aquí uno entiende por qué la flauta es tenida como uno de los instrumentos musicales mágicos: puede despertar un montón de asociaciones que lo ubican a uno en el presente, en el pasado y en el futuro. ..

¿Es importante aprender de flautas y canciones? ¿Es importante y necesario un personaje como Pierre Hamon? Claro que sí. Es importante aprender todo lo que va en algo tan sencillo, todo lo que se dice y se escucha en una línea melódica.  Claro que es necesario un personaje que no nos habla, sino que nos canta y al hacerlo, imprime en nuestra imaginativa memoria las preguntas necesarias para empezar el camino hacia nosotros.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: