Gustav Klimt: el arte del tabú.

Gustav Klimt ocupa un puesto raro en la historia del arte occidental.  Es un pintor muy conocido, pues muchas de sus pinturas hacen parte de la cultura pop, son utilizadas con los fines más diversos y como referencia a las cosas más variadas… les refresco la memoria: recuerdan el famoso cuadro El Beso?

"El Beso" de Gustav Klimt

¿Ya se acuerdan???? …… bueno……

Pero este caballero, que era un maestro del color y de sus usos simbólicos, que hizo del oro un material pictórico característico de su obra, que ganó fama y fortuna en vida y que hizo retratos de grandes damas, era un pintor de vanguardia.  Es decir, era un loco o raro o personaje extraño, de esos a los que les gusta preguntar cosas incómodas… socialmente era un tipo buena persona, pero sus cuadros son otra cosa; su estética simbolista le daba para mucho, le daba amplio espacio para interrogar y representar lo que la sociedad bienpensante y normal de su época no osaba decir.. o bueno, sólo le confesaba al doctor Freud, con esa técnica tan revolucionaria del psicoanálisis.

Y ahí es donde entra lo que hoy deseo mostrar: los dibujos de Klimt. En esos dibujos no sólo exploró cuestiones técnicas de su arte, también un tema que era fascinante para la época -tema que Freud hizo más perturbador aún:  la autonomía de la sexualidad femenina y su relación con las fantasías -y temores- del hombre… ojo, esto es material para adultos responsables… no digan que no los advertí:

Klimt: "Mujer con las piernas abiertas", 1913

Klimt: "Mujer con las piernas abiertas", 1913

Este dibujo es de  1913.  Uno se puede preguntar si lo dibujó de memoria, o usando la imaginación… pero no, al parecer una de sus modelos posó para él.  Es que en aquella época las modelos eran casi esclavas de los pintores que las contrataban y por eso accedían a estas poses… claro, estos dibujos afirmaron la leyenda de Klimt y su harén de modelos vienesas, que andaban desnudas por el estudio, esperando a que el maestro las llamase… pero el hecho es que sólo unas dos tuvieron hijos de Klimt, quien los reconoció.  Ah, no, Klimt nunca se casó; pero tuvo una relación afectiva y al parecer no física permanente: Emilie Flöge.

Bueno, basta de chisme biográfico. Sigamos con otro dibujo:

Klimt, 1909.

Estos dibujos, que al parecer sirvieron de bocetos para obras más concretas, han sido objetos de muchos análisis desde variados flancos: artistas, psiquiatras, sociólogos, historiadores…  pues la franqueza y la austeridad de estas figuras es impactante. Claro, es obvio que se masturban de muchos modos, que Klimt dirigía las miradas de ellas, que les decía cómo acostarse, como doblar sus cuerpos. Pero también estas son figuras que no tienen contexto, es decir, flotan en el espacio del papel; no hay elementos de una habitación dibujados, o de algún escenario o de otros personajes; están solas, y no necesitan de nadie más…

Si los desnudos de los impresionistas causaron resquemor, estos son mucho más desafiantes.  Los impresionistas -Manet, Renoir, Degas, Tolouse-Lautrec- no sólo  retrataban mujeres de sociedad, representaban mujeres que no eran idealizadas… muchas no eran bellezas perfectas y no debían serlo.  En muchas ocasiones la figura femenina es más un problema técnico que algo para representar.

Pero los desnudos de Klimt

Klimt: Desnudo femenino volteado hacia la izquierda, 1912-1913

no necesitaron contexto ni explicación.  Al parecer Klimt no la deseaba, pues quería explorar una faceta tabú y misteriosa de la femenidad: lo sexual.  Supuestamente las mujeres no debían tener una sexualidad autónoma; si la tenían, era una especie de anormalidad. La idealización de la mujer en todos los aspectos era un movimiento con nueva fuerza en estos años de transición, pues las mujeres estaban llegando a la formación universitaria, encontrando nuevas formas de expresión y experimentando con la independencia económica y existencial.. Emilie Flöge era una de estas nuevas mujeres: talentosa, dueña de su propia boutique, nunca necesitó nada de Klimt, sólo lo quiso.  Y esto era un enigma para muchos hombres, acostumbrados a ser necesitados y a asumir un rol preponderante para proteger, cubrir…  Claro, la realidad desafiaba todas estas ideas. Y luego llega Freud, con sus casos de histéricas, revelando las profundidades y las independencias de la psiquis femenina; trayendo a la luz la sexualidad femenina, algo que resultaba amenazador para la cultura de aquellos años -aún lo es para muchos…

Entre los muchos elementos que tienen estos dibujos los rostros son llamativos.  Claro, las poses… pero miren a los rostros de estas mujeres: algunos ni nos miran; otros nos dan ojeadas insinuantes. Estos gestos fueron comunes en la producción de algunos pintores de estos tiempos, que se adherieron a una estética que podríamos llamar misógina: un tipo de representación de la mujer como la seductora malévola y misteriosa, una esfinge que podría devorar al incauto o una sirena que conduciría al pobre a su destrucción. Como ejemplo, les doy esta belleza de un contemporáneo de Klimt, Franz von Stuck, que lleva esta perla de título: El Pecado.

Franz von Stuck, El Pecado.

 

 

Hermosa y siniestra, no les parece? Y esa era la idea general: poner en una perturbadora relación categorías supuestamente antinómicas, pues la belleza sólo podía ser buena y lo siniestro sólo podía ser feo. Para estos vanguardistas esta antinomia no existía o al menos, debía ser cuestionada.

 

Y Gustav Klimt hizo uso de este mecanismo tanto en sus bocetos como en sus obras terminadas, tanto frontalmente como sutilmente.  En los dibujos que hoy les muestro, esta estética se vuelve más demostrativa cuando se tiene en cuenta la ausencia de contexto y de título.  Esta es una de las chicas Klimt… ojo al rostro:

Klimt, desnudo boca abajo.

Los labios rojos, los ojos semicerrados y al parecer muy maquillados… para nosotros ya es una convención: la gran seductora.  Pero es la representación de un poder inmenso, que fascinaba a un hombre como Klimt, que no tuvo una relación íntima -al menos en todo el sentido de la palabra…

Bueno, ahí están algunos de los dibujos de este pintor. Disfrútenlos y piénsenlos….

Anuncios

1 comentario (+¿añadir los tuyos?)

  1. Monica Cubes
    Abr 05, 2012 @ 09:33:10

    Genial, genial

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: