Mascagni, Scorsese y De Niro: el poder del drama.

Nadie pone en duda que Martin Scorsese es uno de los directores de cine más poderosos de la segunda mitad del siglo XX -y tal vez de los primeros años del XXI.  En una industria como el cine hollywoodense que, desgraciadamente, se caracteriza cada vez más por la facilidad y lo efímero de sus producciones, Scorsese sigue proponiendo historias fuertes y coherentes, con un magistral uso de los mejores recursos que tiene: excelentes actores y un equipo de producción de primera… claro, él es un narrador incomparable….

Robert De Niro en Raging Bull

Robert De Niro en Raging Bull

Nadie duda que Robert De Niro es uno de los actores más impactantes de la segunda mitad del siglo XX – y ojalá de los primeros años del XXI. Este silencioso neoyorquino ha sabido encarnar los personajes más variados, nos ha llenado de terror, ternura, simpatía y hasta nos ha hecho reír con sus pocas comedias …. es que recuerden que este Maestro del dramatismo es un rendido admirador de los comediantes y considera la comedia como un arte supremo. Su rostro es inconfundible, sus manerismos son identificables, pero su versatilidad es inagotable. De Niro jamás se repite y le imprime a sus personajes una complejidad humana inolvidable…

Ahora bien, estas dos fuerzas de la naturaleza -Scorsese y De Niro- se han unido varias veces para contarnos historias de múltiples capas, historias que aparte de entreternos deben molestarnos, deben pellizcarnos.  Y Raging Bull es una de estas obras maestras… una historia donde la gloria y el dolor son los verdaderos protagonistas. . .

Para Scorsese, la historia del boxeador Jake La Motta es una historia épica.. De Niro no es un extraño a las épicas -recuerden su tremenda actuación en la segunda parte de El Padrino…. por lo tanto, la música que le da inicio debe ser épica, heroica y conmovedora; nada mejor que un maestro del verismo italiano de comienzos del siglo XX, Pietro Mascagni; la pieza musical que se escucha en la secuencia de apertura es el intermezzo de su ópera Cavalleria Rusticana, una historia trágica, popular y siciliana…

El drama debe llegar hondo, debe conmover y captar la atención… las lágrimas son un accesorio superficial, lo que debe contar es la historia y su dignidad.

Anuncios

2 comentarios (+¿añadir los tuyos?)

  1. aguaynotas
    Sep 30, 2009 @ 23:28:20

    😐

    Estoy, simplemente, aterrado.

    ¿A q’ horas le pusiste semejante nivel de vuelo a tu escritura?

    Voy a ver si puedo rentarla en ArtDVD (acá en Tabogo es el único sitio en el cual puedes ver esas películas sin problemas, sin que el alquiler te vuele un ojo por ello).

    Las películas de Scorsese se han caracterizado por tener mucho nombre, pero pocas personas se le han medido a verlas, debido a su implacable puntuación sobre los estados de ánimo humano y cómo estas fluyen de un portal a otro sin parar, dejándonos desnudos de todo ego y reconociendo cómo aprender un poquito más, solo un poquito más.

    ¡Saludos desde la fría capital, mi hermana!

    F.

    Responder

  2. alejandra179
    Oct 01, 2009 @ 01:03:45

    je… tengo días de lucidez… 😀 … gracias…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: