Hace tiempos: la invención de la “Indepedencia”

Aunque la damos por sentado, aunque no dudamos de su existencia, aunque hasta su celebración nos puede dejar indeferentes, esta celebración tiene sus efectos en nosotros. Para algunos el pasado lunes 20 de Julio fue  simplemente un día festivo de merecido descanso; para otros fue un bonito puente con desfiles y conciertos más o menos atractivos. Para mucha gente pasó como cualquier otro día. Y para otros fue un amargo recordatorio de las ironías de nuestra nación.

La bandera y su apología...

La bandera y su apología...

Tantas reacciones y tan heterogéneas nos deberían indicar el diverso grado de aceptación que la memoria institucional tiene en nosotros como ciudadanos.  Los esfuerzos que la república ha hecho durante los últimos 160 años por hacer de este territorio y sus habitantes una nación indivisible son puestos en duda por esta tibieza -o desprecio- hacia la fiesta patria. Y a eso hay que añadirle lo que Raúl Román escribe para el diario El Universal, de Cartagena de Indias:

Por esta razón, cuando hablo del 20 de julio como fecha de “independencia nacional”, prefiero referirme a la invención de una tradición que impuso esta fecha para simbolizar la independencia y la fundación de la república colombiana, sin olvidar, que esta imposición estuvo acompañada de un proceso de disciplinamiento de la memoria social, ejecutado por medio de un uso de la historia y de una representación simbólica de la misma, impuesta desde el gobierno, utilizando como instrumentos eficaces la enseñanza escolar, el uso público de la historia y la elaboración de un ritual simbólico repetitivo que influyó paulatinamente en el imaginario colectivo de la sociedad colombiana.

Los tres elementos que enumera Román son las claves para comprender el esfuerzo monotemático de las instituciones en repetir cada año y también para pensar más sobre la frialdad o la rabia que esta fiestecita. Se supone que estos estamentos deberían tener una enorme efectividad y que sus estrategias y espacios deberían bastar para formar una ciudadanía comprometida y activa. Pero ese tiro salió por la culata. ¿Cómo articular un territorio con tantas particularidades, una población con tanta diversidad, historias tan diferentes que a veces se han encontrado y muchas otras no?

La invención e imposición de esta fecha respondió a la necesidad que tenía el gobierno de fortalecer la quebrantada unidad nacional y la urgencia que, en ese entonces, tenían las elites andinas para consolidar su hegemonía sobre las demás regiones, ya que el país vivía las consecuencias de la crisis de los partidos políticos tradicionales, de las tentativas separatistas que se presentaban desde diferentes regiones y de la fragilidad de la soberanía del Estado evidenciada nítidamente desde la separación de Panamá.
A estas situaciones se sumaba la crisis del discurso histórico que reflejaba en el pasado la ausencia de proyectos comunes, lo que exigía la construcción de una memoria nacional fundamentada en la construcción de un pasado colectivo del país.

Una de nuestras comunidades nativas... ¿caben ellos en esta celebración?

Una de nuestras comunidades nativas... ¿caben ellos en esta celebración?

La heterogeneidad de facto fue enmascarada por una homogeneidad muy deseada y planificada. Esa diversidad que se había manifestado desde el tortuoso comienzo de la autonomía de los virreinatos y que caracterizó los procesos de emancipación, fue reconstruida y embellecida con estrategias narrativas que la hacen uniforme, coordinada, orientada hacia el feliz desenlace de la vida republicana. Esa es la historia patria que todos recitamos. Claro, esa historia patria no lo lleva a uno a los documentos históricos… pues ellos muestran otra cosa:


…se deposite en toda la Junta el Gobierno Supremo de este Reino interinamente, mientras la misma Junta forma la Constitución que afiance la felicidad pública (…) para que vele por la seguridad de la Nueva Granada, que protesta no abdicar los derechos imprescriptibles de la soberanía del pueblo a otra persona que a la de su augusto y desgraciado monarca don Fernando VII, siempre que venga a reinar entre nosotros, quedando por ahora sujeto este nuevo gobierno a la Superior Junta de Regencia, ínterin exista en la Península…

Estos son dos apartes del Acta del Cabildo extraordinario de la ciudad de Santa Fe de Bogotá el 20 de Julio de 1810. ¿Acaso leyeron la palabra independencia por algún lado???? no. Y no aparece, pues el primer objetivo no era ese.  En la Provincia de Antioquia, el tono fue este:

Pueblos de Antioquia fieles a Fernando y amantes de la paz:

Vuestro Congreso Provincial pone hoy la mano en la grande obra que le habéis confiado. Santafé de Bogotá, capital del Nuevo Reyno de Granada, ha depuesto las autoridades que nos gobernaban. La anarquía en que puede quedar el Reyno todo es el cuadro terrible que llama nuestra atención y sobre que debemos tirar nuestras pinceladas para alejar los horrores y darle el mejor aspecto en la parte que nos toca. Vuestra fortuna, vuestra tranquilidad, vuestro reposo y todo el bien de este país están vinculados en los estrechos lazos de fraternidad y alianza con que pueden unirse todas las provincias. Discurramos un medio de conseguirlo y fijemos un tiempo para realizarlo. Las críticas actuales circunstancias ponen al Reyno en la necesidad de juntarse en Cortes. Allí podrán nuestros diputados representar enérgicamente nuestros sagrados derechos, y allí podrá el intérprete de nuestros sentimientos formarse un partido ventajoso, al que sin violencia, sin sangre y sin estragos cederá la parte descarriada de la razón y de la justicia.

¿Muy desorientados? Una pequeña clase de historia: el desorden de la monarquía española y la amenaza napoleónica sumieron en el vacío de poder a las instituciones gubernamentales, ya muy desprestigiadas por los desiguales y adversos efectos de las políticas borbónicas de modernización del imperio. Fernando VII logró hacerse con la corona antes de tiempo, es decir, con su padre vivo, pero la victoria militar de Napoleón Bonaparte no lo dejó disfrutar de las mieles del poder… si bien la testa coronada no podía dar órdenes, las cortes -corporaciones en las que se fundaba la monarquía hispana- asumieron el poder y todas sus disposiciones se regaron por el imperio… de ahí el tenor de estos febriles documentos… Esta fue la voz de Quito, una de las perlas de la Corona:

Declaramos que los antedichos individuos, unidos con los representantes de los cabildos de las provincias sujetas actualmente a esta gobernación y las que se unan voluntariamente a ella en lo sucesivo, como son Guayaquil, Popayán, Pasto, Barbacoas y Panamá, que ahora dependen de los Virreinatos de Lima y Santa Fe, las cuales se procura atraer, compondrán una Junta Suprema que gobernará interinamente a nombre y como representante de nuestro legítimo soberano, el señor don Fernando Séptimo.

Y mientras Su Majestad recupere la Península o viniere a imperar en América, elegimos y nombramos por ministros o secretarios de estado a don Juan de Dios Morales, don Manuel Quiroga y don Juan de Larrea.

¿Y los afrocolombianos también cuentan en esta fiesta?

¿Y los "afrocolombianos" también cuentan en esta fiesta?

Y así sucesivamente… todo fue como un polvorín, pues en territorios virreinales las condiciones estaban dadas. Pero no era por la independencia de España, sino por la protección de la invasión francesa y sus temibles frutos revolucionarios, pues la sangrienta revolución de Haití estaba fresca en la memoria de las élites criollas….  Y aquí van otras bellezas que tampoco se leen en clase de sociales en el colegio: son del famoso Memorial de Agravios, que el que conocemos como Camilo Torres – Doctor José Camilo de Torres- redactó pero no presentó ante las cortes españolas, con la ortografía de la época:

” Burlaremos, decía, las iras del usurpador, reunidas la España i las Americas españolas . . . somos todos españoles: seamoslo, pues, verdaderamente reunidos en la defensa de la Relijion, del Rei i de la P atria.
Vuestra Majestad misma, añadió poco despues en el manifiesto de 26 de octubre de 1808  nuestras relaciones con nuestras co¡onias, serán estreachadas mas fraternalmente i por consiguiente mas útiles.”

Aunque este documento no llegó a ser leído en las Cortes en España, su circulación clandestina lo convirtió en la manifestación de la mayoría de las mentes criollas que se habían sentido ofendidas y expropiadas por las relaciones de poder con la corona en los últimos años del siglo XVIII. Leamos un último párrafo de este documento y sigamos pensando si celebramos o no:

“España ha creído que deben estar cerradas las puertas de todos los honores y empleos para los americanos. Estos piensan que no ha debido ni debe ser así: que debemos ser llamados a su participación, y así será mayor nuestro amor y nuestra confianza más recíproca y sincera … que el español entienda que no tiene un derecho exclusivo para mandar a las Américas… en fin, señor, ¿de qué se trata? Vuestra Majestad misma ha dicho… que de nada más que reformar abusos, mejorar las instituciones, quitar trabas, proporcionar fomentos y establecer las relaciones de la metrópoli y las colonias sobre las verdaderas bases de la justicia. Pues para esta grande obra, debemos manifestar nuestras necesidades, exponer los abusos que las causan, pedir su reforma y hacerla juntamente con el resto de la nación, para conciliarla con sus intereses, supuesto que ella no podrá contar con nuestros recursos, sin captar nuestra voluntad”.

Imagen que representa la Independencia de la provincia de Tunja en 1813... ??? Esta es una herramienta pedagógica para educar en historia patria.

Esta es una herramienta pedagógica para educar en historia patria.


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: