Porno femenino

No se sabe mucho de mujeres pornografas o al menos, de escritoras eróticas… aunque se podrían incluir en esa segunda categoría a escritoras como Corín Tellado, que en sus últimas novelitas incluyó la sexualidad de modo más frecuente. Claro, se tiene a Anais Nin, que hizo del sexo y de la escritura erótica un medio muy complejo para conocerse como mujer y como ser humano, tanto en soledad como en relación con los otros, hombres y mujeres.

Anais Nin, escritora.

Anais Nin, escritora.

Claro, la sexualidad también ha sido parte de la exploración femenina cuando su creatividad se despliega… al fin y al cabo, durante siglos experimentamos las traumáticas y a veces mortales consecuencias de su ejercicio, llamadas “embarazo” y “maternidad”.

Desde hace algunas décadas, la maternidad dejó de ser el precio obligatorio a pagar por el disfrute de nuestra sexualidad, gracias a la invención y comercialización de la píldora anticonceptiva. Claro, ya existían métodos anticonceptivos, algunos médicos y otros populares, pero su efectividad no era muy probada. La píldora ha probado ser cada vez más efectiva y además es buena para contrarrestar varias enfermedades femeninas…

Gracias a esta invención, la sexualidad femenina ha podido independizarse más abiertamente, ha podido crear espacios nuevos para desplegarse y re-crearse, así como para manifestarse en todas sus formas. De hecho, la sexualidad femenina se ha revelado como algo sumamente rico y complejo, pues parte de la diversa experiencia física femenina, que se ha caracterizado por su riqueza senestésica.

Raul Bova... sin ropa... esta imagen circula ampliamente...

Raul Bova... sin ropa... esta imagen circula ampliamente...

La pornografía, que había sido el reino indiscutido de las fantasías masculinas ha empezado a ser planteado en clave femenina. No voy a entrar en la crítica a la pornografía de  y para hombres, no me parece necesario -y no tengo tiempo…  el hecho es que ya hay cine porno para mujeres, que se nutre de las experiencias y las fantasías sexuales y eróticas femeninas y las presenta en historias no sólo excitantes, si no también creíbles:

¿Cuál es la ética y la estética que usted propone en su trabajo en el cine porno?

El cine X hecho por hombres para hombres es porno, y el porno tiende a ser aburrido, feo y repetitivo. Yo hago películas con sexo, hechas desde una perspectiva femenina para un público femenino. Todo es diferente: los actores, el guión, el papel de la mujer, la decoración, la música, el sonido directo, la manera de rodar el sexo…

Estas son las palabras de Erika Lust cineasta que hace porno femenino, o si lo prefieren, cine erótico para mujeres.

Este cine tiene toda una propuesta y una lógica en la que juegan no sólo las fantasías eróticas, también las búsquedas por crear espacios desde la experiencia femenina:

Queremos ver a hombres modernos que compartan nuestros valores, que respeten a las mujeres, hombres que nos resulten atractivos, no hace falta que sean príncipes azules. Es sabido que las mujeres podemos fijarnos en hombres que no son atractivos a primera vista, y apreciar otros valores no sólo estéticos, como su personalidad y su espíritu. Y de vez en cuando hasta podemos querer ver a dos hombres juntos. Tampoco queremos ver personajes femeninos que pertenecen al imaginario colectivo masculino, y a su mundo fantástico ideal sexual: putas, prostitutas, babysitters adolescentes cachondas, alumnas con coletas, minifaldas y bon bon bums, ninfómanas, animadoras del equipo que se follan a todo el banquillo, camareras multiorgásmicas, vigilantes de la playa neumáticas… ¡Nooo! ¡Ya basta de putificarnos de esa manera en vuestro cine porno, chicos! O mejor dicho, seguid haciendo ese cine, habrá a quien le guste, yo y otras mujeres modernas queremos vernos reflejadas a nosotras mismas en nuestro nuevo cine para adultas. Queremos ver a la dueña de un restaurante, a una ejecutiva inteligente, a una jefa de Estado, a una madre soltera, a una madre casada, a una diseñadora gráfica, a la vendedora de una erotic boutique… Queremos ver a mujeres normales protagonizando historias de sexo reales, donde la intimidad sea la clave, donde conozcamos a los personajes antes de verlos en acción.

Erika Lust, cineasta sueca de cine erótico femenino

Erika Lust, cineasta sueca de "cine erótico femenino"


Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: